“Proyecto Turismo IN Arequipa: Cuando los empresarios son los arquitectos de su futuro”

Estamos frente a un año difícil para el sector turístico en Perú.

El Niño Costero nos ha dejado consecuencias como la cancelación de reservas y por lo tanto, de visitantes en muchas regiones del país, incluso en aquellas que no se vieron afectadas directamente. Este es el caso de Arequipa, en donde lo sucedido recientemente en Cusco, con las huelgas y disturbios y la naturaleza con el último terremoto y bloqueo de carreteras, termina por agravar la difícil situación en el sector turístico.

Arequipa, la ciudad de entrada al turismo en el sur del país

Inserto dentro del circuito turístico sur, Arequipa suele ser la puerta de entrada al Cusco vía Puno para un tipo de turismo receptivo de larga estadía, generalmente europeo y norteamericano. Sus tres mercados receptivos más importante son Francia (14%), Estados Unidos (12%) y Chile (10%) este último como parte del turismo fronterizo que entra por Tacna y se desplaza por carretera. Estos turistas viajan mayormente solos o en parejas sin hijos, se quedan cuatro noches en la región y, dato curioso, el 86% viaja por cuenta propia (Fuente: Turismo IN). También es un destino importante de turismo corporativo, impulsado fundamentalmente por la industria minera. Ambos segmentos de turismo, fuertemente golpeados, tuvieron sus efectos graves que se vieron reflejados en la caída de arribos en comparación con el año pasado (Funte: Data de Investigación de Hoteles en taller Turismo In Arequipa) impactando en la demanda turística de bienes y servicios como los tours y las reservas hoteleras.

Y aunque se ven señales de cambio positivo, como la llegada de las líneas aéreas Low Cost que mencionamos en mi pasado artículo o el inicio del servicio de tren turístico Cusco-Puno-Arequipa, aún sus resultados no se notan con claridad. Caben aquí dos opciones: Primero: Asumir un rol de reclamo al Estado para que tome acciones que reviertan la situación; o Segundo: Tomar control del futuro y generar un cambio.

Este último es el camino que tomaron catorce empresarios turísticos de esta ciudad cuando PROMPERÚ, conocedor de la situación, se acercó a ofrecer una alternativa de solución a esta coyuntura crítica. Es así que tengo la oportunidad de ser convocado para integrar el equipo de profesionales encargados de diseñar el “Programa de Formación en Habilidades Comerciales” a través del uso de información de mercado que culminara en la estructuración de estrategias comerciales accionables en el corto plazo por parte de las empresas participantes. Así es como nace “Inteligencia Comercial y Turismo IN”.

Teníamos un recurso valioso, la plataforma Turismo IN, un portal que PROMPERÚ ha desarrollado y puesto a disposición de empresarios de manera gratuita y en donde publica los resultados de diferentes investigaciones de mercado como por ejemplo los “Perfiles del Visitante Extranjero (PTE)”, “Perfil de Visitante Nacional (PVN)”, infografías y perfiles detallados de visitantes por regiones, entre otros. De más está decir lo que cuesta hacer una investigación de mercado, inversión que muchas veces está fuera del alcance del pequeño y mediano empresario pero que ahora lo teníamos a la mano y a total disposición.

Estrategia e investigación utilizando las herramientas a la mano

Inicia entonces una prueba piloto con el objetivo de desarrollar un plan de negocio, accionable, utilizando la información de Turismo IN en un plazo de 8 semanas. Nos encontramos con un grupo entusiasta de empresarios que se embarcó en el desafío. El programa comenzó con un diagnóstico de cada empresa, luego analizamos mercados, definimos segmentos, objetivos, metas comerciales y un plan de acción. Hoy estas empresas tienen una hoja de ruta definida habiendo desarrollado distintas estrategias para cada necesidad de empresa, como se puede apreciar en el siguiente cuadro:

Conclusiones finales: Lo que me llevo a casa de esta experiencia

Primera Enseñanza: “Creer en la capacidad de las personas”

Teníamos por delante a un grupo de emprendedores que conocían de su negocio, su día a día, pero que en su gran mayoría carecían de estudios avanzados en gestión o estrategia. Teníamos presente que el tiempo no nos alcanzaría para lograr el objetivo, pero no fue así. En apenas ocho semanas estos profesionales fueron capaces de realizar un estudio de mercado y diseñar una estrategia adhoc sus necesidades.

Segunda Enseñanza: “El valor de la información y la planificación”

El pequeño y mediano empresario muchas veces, inmerso en la gestión de su negocio, no busca información de mercado más allá de lo que está disponible a su alrededor y toma decisiones basado en su intuición. Comprobamos con esta experiencia que hay información disponible y que cuando se combina con la planificación efectiva, los resultados se potencian.

Tercera enseñanza: “Cuando se quiere, se puede”

Demostramos que cuando queremos lograr algo, podemos hacerlo realidad. Los obstáculos no fueron pocos: falta de tiempo, el inicio de la temporada alta, la asesoría a distancia. Pero todos estos obstáculos fueron superados, habiendo presentado excelentes proyectos finales ante un exigente jurado.

Cuarta enseñanza: “Si las cosas no van como quieres, toma acción”

Hubiese sido más fácil esperar que otro haga algo y no asumir responsabilidad por la situación en la que estaban. Nadie tiene la culpa, pero si quieres cambiar, no esperes que otro lo haga por ti. Nuestros grupos demostraron con cuantía su compromiso para mejorar. En vez de reclamar a otras instancias el porqué de los resultados, todos decidieron ser protagonistas de su futuro, y cambiarlo. Nunca dejan de sorprenderme las personas.

Quinta enseñanza: “Cuando las prioridades están claras, siempre hay tiempo”

Han sido semanas intensas. Para un pequeño empresario cuyo día a día debe hacer de todo un poco en su propia empresa, sacar horas a la semana para estudiar y avanzar no es poca cosa. Sin embargo, todos tenían en mente qué es lo que querían, y lo hicieron a pesar de sus responsabilidades con sus negocios.

Sexta enseñanza: “Gratitud”

No solo por los gestos de agradecimiento y cariño que todos expresaron, sino por la oportunidad que me brindaron de entrar en sus casas y de realmente conocerlos. La forma en que se abrieron genuinamente, para aprender, para mejorar es algo inolvidable. Y es que en el fondo sigo siendo un docente y esta es la mejor paga.

Hoy me voy agradecido de esta hermosa ciudad y esta linda y enriquecedora experiencia. Muchas veces criticamos al Estado por su inacción. Sin embargo, contamos en Perú con este recurso invaluable Turismo IN, que permite que hasta el empresario más pequeño pueda ser más efectivo en el desarrollo de sus planes comerciales.

Hoy puedo decir que Arequipa es un poco más competitiva que ayer gracias a estas personas, y sus empresas tienen un futuro más brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *